Rubalcaba responde, Rajoy petrificado

PS

Aunque recibirán otro impulso cuando se celebren los comicios del País Vasco y en Vitoria resuenen los gritos de independencia, en Cataluña, a medida que se vaya enfriando el éxito y recuerdo de la gran manifestación independentista de la Diada, empezará a emerger el fondo del desafío abierto por Artur Mas y CiU, ahora sumidos en cierta euforia secesionista. De momento, si alguna posibilidad había de negociar parte o todo del vigente modelo fiscal catalán, con lo ocurrido el martes dicha posibilidad ha desaparecido porque, de lo contrario, Rajoy y su Gobierno del PP aparecerían en la posición de rendición total ante el chantaje del nacionalismo catalán y dando alas a la independencia porque está claro que el pacto fiscal que ahora piden los nacionalistas no es un pacto sino un escalón hacia la secesión.

Lo ha dicho con premura y la mayor claridad el líder del PSOE y de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien le ha pedido al presidente catalán, Artur Mas, que aclare si quiere “diálogo para convivir en España o para romper con España”. Algo que debió de haber adelantado el Gobierno de Rajoy, que se ha quedado de piedra por el éxito de la manifestación, que TVE intentó ocultar en sus telediarios, lo que ha servido para todo lo contrario.

Lo más que se ha atrevido a decir el Gobierno por boca de su portavoz, Sáenz de Santamaría (y con cara de susto), es que todo esto hay que tomarlo con una cierta “frialdad”, que es como se lo ha tomado el Ejecutivo. Pero no frialdad de distancia sino más bien frialdad marmórea de petrificación y miedo porque en la Moncloa no se esperaban semejante éxito de la manifestación, lo que no es de extrañar porque la capacidad de análisis, vista y de liderazgo político no es precisamente lo que abunda en el palacio presidencial.

Y lo de comunicarse con los ciudadanos todavía es peor, y si no ahí esta la declaración del ministro De Guindos que dijo en el Parlamento que “si no hay cambio de tendencia será imposible mantener las prestaciones sociales”, abriendo otro portón de los sustos y sin explicar las cuentas que sustentan esa afirmación.

Lo cierto es que, una vez más, como en lo del rescate de España –que Rajoy acabó anunciando ayer a un diario finlandés aunque luego lo negó en el Congreso de los Diputados- por parte de la UE,  el presidente calla sobre lo ocurrido en Cataluña y se queda frio, helado o petrificado.

Se lo está pensando todo hasta que se pudra y le estalle en las manos, mientras la indignación y el desasosiego se incrementa en todo el país ante el inmovilismo y el estupor que produce el silencio del primer inquilino de Moncloa. El que aparentando “frialdad” –tras calificar de “algarabía” la manifestación de la Diada- ofrece una imagen de desconcierto, miedo o pavor, tanto por el rescate de España por parte de la UE como por el grito de independencia que se escuchó el martes en Barcelona.

En ninguna democracia de nuestro entorno sería imaginable que, ante un acontecimiento político de semejante envergadura, el Gobierno del país o la jefatura del Estado, o ambos, quedaran callados. Rajoy debió de iniciar ayer su intervención durante la sesión de control al Gobierno en el Parlamento hablando de todo esto a los españoles y en la sede de la soberanía nacional. Pero el presidente está asustado y además no sabe que decir. Y si lo sabe, como le ocurre con el rescate que debe pedir, miente y se calla.

Sin embargo quien estuvo rápido y bien ayer en la Cámara fue el líder de la oposición Rubalcaba exigiendo claridad a Artur Mas, aunque el catalán ya había adelantado su posición en favor de la independencia al decir, por la mañana, que va a preparar las estructura del nuevo Estado catalán. Motivo suficiente como para que Moncloa, en vez de callar, hubiera dicho algo o suspendido el encuentro con Mas del próximo día 20, con el argumento de que el Gobierno no habla ni negocia bajo amenaza de la ruptura de la legalidad. Pero pedir eso a Rajoy es como pedir la Luna.

Ahora bien, a Rubalcaba le faltó dar su opinión sobre el presente y futuro de Cataluña y ofrecer al Gobierno un encuentro de nivel para abordar esta cuestión y la reforma del modelo del Estado. Pero eso parece mucho pedir al jefe de la oposición que bastante tiene con lo que tiene en el interior del PSC, prácticamente roto con motivo de la citada manifestación.

Comentarios
Añadir nuevo
Anónimo   |2012-09-13 12:28:52
Son los mas ricos y privilegiados,con su propia lengua oficial y mayor autonomia
que cualquier region de la UE....pero oyendolos parece que vivan durante le
franquismo. Claro que no les gusta nada tener que pagar mas impuestos por ser
una region rica, pero claro pocos ricos he conocido que sean solidarios
Fredo   |2012-09-13 12:30:15
El problema es que ahora mismo sólo los nacionalistas catalanes son capaces de
ofrecer un proyecto de futuro, aunque sea utópico. Y eso es lo que necesitamos
todos, no al triste de Rajoy y sus acólitos metiéndonos miedo todos los días
en el NO-DO.
Roberto   |2012-09-13 12:31:54
Entre lo de la independencia de cataluña, entre este gobierno de ineptos y del
recorte, entre la cantidad de parados en aumento, entre el próximo rescate que
anuncio el manostijeras a los medios finlandeses, esto es un polvorín señores,
que solo falta que alguien le prenda la mecha para que explote. Hace un momento
hablé con un señor que luchó en la guerra civil y me dijo que la situación
que llevó a España a aquella guerra era muy similar a lo que está sucediendo
ahora. Esto no puede acabar bien, y que no se rian. Yo no se si este gobierno
debería dimitir en bloque, y que se convoquen nuevas elecciones, y eso si, que
los partidos que se presenten CERTIFIQUEN ante notario lo que prometen. A mi no
se me ocurre otra salida a todo este follón.
Urbano   |2012-09-13 12:35:52
A Rajoy le ha cogido lo de Cataluña recortando brutalmente derechos sociales
por lo ue tiene a la mayor parte del país en contra, y a la vuelta de la
esquina las elecciones gallegas que pueden ser el principio del fin pepero, no
reacciona porque los acontecimientos superan a este embustero mentiroso
compulsivo.
Olga   |2012-09-13 13:04:48
Si España divide su territorio o no, es un tema que incumbe a todos los
Españoles y no sólo a los de una parte, por lo tanto el referendum se debe
celebrar en la totalidad del territorio. Y al que no le guste que se busque una
tierra prometida en otra parte.
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI