Puigdemont avisa a Bruselas de que habrá referéndum sí o sí y le pide implicación

JP

Mensaje sin tapujos del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el corazón de la Unión Europea. El president ha trasladado a las autoridades europeas que Catalunya celebrará un referéndum “legal, con todas las garantías democráticas eficaz y vinculante” sobre su independencia este 2017, y que lo hará exista o no acuerdo con el Estado.“Si es pactado, mucho mejor, así lo preferimos. Si no puede ser, manifestamos que lo organizaremos igualmente”, ha sentenciado en la conferencia en la Eurocámara celebrada este martes ante unas 500 personas que han llenado la sala.

Al mismo tiempo, Puigdemont ha reclamado que las instituciones de Europa se impliquen en el contencioso catalán y que no “miren hacia otro lado”. Para el presidente catalán, lo que está “en juego” no es “la independencia” de Catalunya, sino “la democracia”, por lo que el contencioso con el Estado se convierte, a su juicio, en un “problema europeo”. “Europa debe ser parte de la solución”, ha apelado el president.

En un discurso pronunciado en catalán, francés e inglés, Puigdemont ha basado parte de su reivindicación en la negativa constante del Estado a afrontar “cualquier negociación” sobre el referéndum, pero también en los distintos procesos judiciales contra dirigentes soberanistas -como es el caso de la causa del 9N-, situación que ha calificado de “escándalo” o “persecución en toda regla”.

El presidente también ha dejado claro que la reivindicación de los independentistas catalanes tiene vocación europeísta, característica que ha querido confrontar con los partidarios del Brexit en Gran Bretaña. “Los primeros pasos de la República Catalana serán hechas con las reglas de juego de la Unión Europea”, ha garantizado Puigdemont, que ha agregado que el independentismo se sitúa “en el otro extremo” de aquellos que “han decidido que quieren irse de Europa”.

También sobre el referéndum, el president ha insistido en que su gobierno está dispuesto a pactarlo y a “hablar de todo”, incluyendo la pregunta, la fecha o los criterios de validación. Pero ha reiterado que la negativa permanente del Estado no evitará que se haga un referéndum y que, finalmente, serán los “ciudadanos” los que lo “validarán”.

Buena parte de la intervención del presidente ha servido para poner en antecedentes a los asistentes al acto, entre los que habían unos 40 eurodiputados según el Govern. Ha puesto en valor la “responsabilidad de Estado” que tuvo el catalanismo político tras el franquismo que, a su juicio, no se ha visto correspondido, y ha dado su versión sobre el giro soberanista ocurrido en Catalunya desde 2010, cuando el Tribunal Constitucional falló en contra de buena parte del Estatut.

También ha dado su interpretación de las elecciones catalanas del 27 de septiembre de 2015 y ha subrayado que ganaron las opciones independentistas, por lo que existe un “mandato democrático” para la celebración del referéndum.

Y ha explicado que, más allá del referéndum, el Govern está impulsando una estructuras de Estado y un paquete de leyes para “actuar como país independiente intengrado en la UE” dejando claro que esta transición se quiere hacer “de manera ordenada, con seguridad jurídica y con las máximas garantías”.

Antes de Puigdemont, han intervenido el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y el conseller de Exteriors, Raül Romeva. El primero ha puesto el acento en los datos positivos de la economía catalana en los últimos meses y ha alertado ante el aumento de la deuda del Estado español y del uso de la hucha de las pensiones para gasto corriente por parte del Gobierno.

Precedida de una agria polémica por la carta del dirigente del PP Esteban González Pons que animaba a los eurodiputados a no acudir al acto, la conferencia ha llenado la sala del Parlamento Europeo en la que se ha celebrado, la mayor del recinto. Fuera del edificio, un centenar de personas se han concentrado con estelades para apoyar a los dirigentes del Govern.

Comentarios
Añadir nuevo
Prometeo   |2017-01-25 11:54:02
Puigdemont ha admitido que, «para completarse, el proceso requeriría la
validación democrática de sus ciudadanos» pero ha sostenido que el
referéndum es «legalmente viable».

«El único problema es la falta de
voluntad política. Por ahora, un grupo de expertos ya ha propuesto cinco
posibles vías legales que llevarían a una consulta acordada con España»,


ha señalado. Puigdemont ha criticado la actitud del Gobierno de Mariano Rajoy y
ha pedido a la Unión Europea «que no mire hacia otro lado» porque «esto debe
tomarse en serio».
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI