Los inmigrantes en Extremadura se marchan a sus países

 Kaos en la Red Extremadura

Hoy sale en la prensa que el paro empuja a los extranjeros sin trabajo residentes en Cáceres a regresar a su tierra. Trabajadores de la construcción y empleadas de hogar, los más afectados por la crisis. Ya hay inmigrantes residentes en Cáceres que se están acogiendo al Plan de Retorno Voluntario puesto en marcha por el Gobierno. El Estado le paga el billete de avión pero, a cambio, Orlando se compromete a no volver a España en un plazo de tres años (para residir y/o realizar una actividad lucrativa o profesional por cuenta propia o ajena).

Aunque el perfil de los emigrantes extremeño haya cambiado del perfil clásico de otras épocas, Extremadura sigue sufriendo la sangría de pérdida de población, sólo mitigada por la llegada de inmigrantes que ahora sufre un duro revés por la crisis económica.

Así, las escenas del joven extremeño que se marcha a otra comunidad autónoma siguen hoy vigentes aunque sean muy distintas de las que se vivieron en anteriores generaciones. Y es que Extremadura (a datos de 2005, es decir, antes de la crisis que aún agravado más la situación) es la única en España que presenta un saldo migratorio negativo en relación a la población de entre 15 y 29 años de edad. Junto al caso de Extremadura sólo se encuentran en la misma situación las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, según se desprende del Informe Juventud de España elaborado por el Instituto Nacional de la Juventud (Injuve).

Así, el saldo migratorio de jóvenes en Extremadura arroja una pérdida de 1.497 personas en el año 2001, fecha que toma como base el Injuve para la elaboración del estudio. Además, esta encuesta no incluye la emigración exterior, es decir, la de los jóvenes residentes en Extremadura que se van a otros países. Los datos del Injuve se obtienen analizando la inmigración interior --los jóvenes de otras regiones que se instalan en Extremadura--, la inmigración exterior --los que llegan de otros países-- y la emigración interior --los extremeños que se marchan a otras comunidades autónomas españolas--.

Así, las cifras aportados por el Injuve establecen que durante el año analizado se marcharon de Extremadura a otras regiones del país un total de 7.038 extremeños de entre 15 y 29 años, mientras que los inmigrantes procedentes de otros puntos del país que llegaron a la región fueron 4.872. Además, sólo se instalaron en Extremadura 669 jóvenes procedentes de otros países, según los datos de este informe.

Además, la juventud rural extremeña no se plantea un futuro en su localidad de origen, toda vez que el 47 por ciento de los jóvenes dictaminan que tienen pensado emigrar a otra población e incluso un 26 por ciento duda de su futuro y aún no puede decir si continuará en el mismo lugar de residencia o partirá hacia otra población. Así lo refleja el Estudio Sociológico de la Juventud Rural de Extremadura 2005-2006, elaborado por el sociólogo Eugenio Gil Hernández y editado por el Consejo de la Juventud de Extremadura (CJEx), tras la realización de de tres modelos de encuestas a 372 jóvenes de entre 15 y 34 años con domicilio en localidades de menos de 2.000 habitantes de Extremadura. Según los datos de este estudio, se manifiesta que sólo un 27 por ciento de los jóvenes sí tiene previsto continuar en el futuro en su pueblo de origen, lo que advierte de una gran pérdida de población a corto y medio plazo en las localidades rurales extremeñas.

Pero no sólo los jóvenes sufren el problema de la emigración. Otra situación que podríamos llamar emigración encubierta, es la que sufren los numerosos obreros de la construcción extremeños que suban a una furgoneta para ir a Madrid el domingo por la tarde o el lunes y vuelvan el viernes. Múltiples municipios de la comunidad autónoma se destacan por abastecer las obras de la capital.

A todo esto, hay que recordar que el 40% de los extremeños reside fuera de la comunidad autónoma. Del millón y medio de ciudadanos nacidos en la región, unos 600.000 viven en estos momentos fuera de ella. Sociólogos de la Uex advierten de que el proceso de emigración se ha ralentizado durante los últimos años. La emigración sigue siendo un fenómeno vigente para Extremadura. De hecho, prácticamente el 40% de las personas nacidas en la región y empadronadas en España residen en estos momentos fuera de la comunidad autónoma, según los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que no incluye a los ciudadanos de la región que viven en el extranjero.

Sin embargo, Antonio Olivenza, Director General de Migraciones de la Junta de Extremadura, en una entrevista en el periódico Extremadura afirmaba:

  Realmente en Extremadura ya no se puede hablar de emigración, ya no hay

  El periodista entonces le pregunta:

–Pero los jóvenes siguen marchándose a otras regiones para continuar con sus estudios o para trabajar.

  A lo que este señor responde:

  Es que ahora lo que tenemos es una emigración de excelencia. Se marchan no porque en Extremadura no encuentren las condiciones necesarias para quedarse, sino para satisfacer sus aspiraciones, porque les apetece vivir en Madrid o Barcelona o porque quieren terminar sus estudios en Estados Unidos.

Vaya, que los que emigran son los hijos adinerados de los altos cargos de la Junta y de los empresarios con pasta,   por puro capricho y diversión.

Más datos en: http://alarcos.inf-cr.uclm.es/per/fruiz/pobesp/dat/migra.htm

Comentarios
Añadir nuevo
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI