El Puente de Alcántara se degrada ante la pasividad de la administración

Luis Manuel López

El Puente de Alcántara es sin duda uno de los monumentos más espectaculares de cuantos dejó en la Península Ibérica la civilización romana. Sus seis arcos sostenidos sobre cinco enormes pilares se alzan majestuosos para vencer el antiguo paso del río Tajo a su paso por la provincia de Cáceres. En el centro de su estructura se erige un gran arco, siguiendo el modelo de los arcos del triunfo romanos, con una inscripción en la que se dice que el puente fue erigido en honor del emperador Trajano. Esta inscripción es lo que ha permitido datar el puente entre los años 103 y 104 d.C., en pleno reinado de este emperador hispano que llevó al Imperio a su máxima expansión gracias a sus conquistas militares. El Puente de Alcántara ha sufrido a lo lardo de su historia un gran número de desperfectos, derrumbes y reconstrucciones. Tras haber sido parcialmente derribado en la Edad Media para impedir el paso de unos y otros en varias campañas militares, el rey Carlos V lo mandó reconstruir como símbolo que era de las pasadas glorias de Castilla, además de por constituir una arteria de comunicación esencial con el vecino reino de Portugal. Otras guerras, como la de Sucesión o la de la Independencia, ocasionaron numerosos desperfectos en la estructura del puente, pero monarcas como Carlos III o Isabel II ordenaron su reparación siendo más o menos fieles a las formas originales romanas.

En 1924 el Puente de Alcántara fue declarado Monumento Nacional, una categoría que otorga a su estructura una especial protección. Desde entonces, han sido muchas las administraciones y los gobiernos que se han comprometido con el cuidado del puente. Sin embargo, lo han hecho más con palabras que con hechos, y la realidad del Puente de Alcántara a comienzos del siglo XXI es la de una construcción muy degradada cuyas piedras dejan ver el paso del tiempo y el abandono parcial. Losas quebradas, piedras resquebrajadas, acumulaciones de hojas y barro... Elementos que poco a poco van minando la resistencia del puente y que lo deslucen a la vista de los visitantes.

Desde hace mucho tiempo son numerosos los colectivos que piden a las administraciones públicas que intervengan para frenar el deterioro del Puente de Alcántara, un patrimonio común que se degrada ante los ojos de los visitantes año tras año. Los promotores del Día de Romanidad han sido los últimos en dar la voz de alarma ante la situación del Puente, reclamando a los poderes públicos que asuman su responsabilidad de promover los cuidados necesarios para defender un monumento que es patrimonio nacional y que debería promocionarse para llegar a ser declarado patrimonio de la humanidad.

La buena voluntad no basta para mantener un puente de dos milenios en pie. Hacen falta recursos, hace falta financiación, y hace falta promoción de un monumento que todos los amantes de la Cultura Clásica deberían conocer, visitar y respetar. Sólo el grito unánime de los que entendemos que nuestras raíces romanas forman parte de nuestra esencia más íntima conseguirá salvar de la ruina uno de los más bellos monumentos que Roma dejó en nuestra tierra.

Comentarios
Añadir nuevo
cacique,s boys   |2019-01-05 12:22:26
¿y qué es lo que no se degrada en Extremadura desde 1983?
cacique,s boys   |2019-01-05 12:22:27
¿y qué es lo que no se degrada en Extremadura desde 1983?
cacique,s boys   |2019-01-05 12:22:28
¿y qué es lo que no se degrada en Extremadura desde 1983?
Nombre:
Email:
 
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

El Bueno

EL FEO

EL MALO

UNO QUE PASABA POR AQUI